Los restaurantes y bares de Pennsylvania deben proteger a los trabajadores y clientes durante la pandemia de COVID-19

first_imgLos restaurantes y bares de Pennsylvania deben proteger a los trabajadores y clientes durante la pandemia de COVID-19 July 01, 2020 SHARE Email Facebook Twittercenter_img Press Release,  Public Safety La guía exige el uso de máscaras y el 50% de la ocupaciónLa Administración Wolf recordó hoy a los residentes de Pennsylvania los requisitos establecidos para que los restaurantes y bares protejan la salud y la seguridad de los trabajadores y clientes debido a la COVID-19.“A medida que continuamos haciendo de la salud y la seguridad públicas una prioridad, también es importante que tomemos las medidas necesarias para que los residentes de Pennsylvania puedan frecuentar los negocios de manera segura”, dijo el Gobernador Tom Wolf. “Los restaurantes y bares ofrecen a las familias y amigos un lugar para reunirse y socializar mientras disfrutan de la comida y la bebida, y queremos asegurarnos de que los dueños de los negocios y el personal tomen las precauciones adecuadas para proteger a los trabajadores y a los clientes. Hemos establecido una guía con requisitos cruciales para ayudar a mitigar la propagación de la COVID-19 para que estos negocios puedan permanecer abiertos”.Según el Proceso de reapertura de Pennsylvania del Gobernador, en la fase verde del plan de reapertura del estado, los restaurantes y los bares pueden abrir con una ocupación del 50%.La guía para la industria de restaurantes de Pennsylvania fue desarrollada junto con la Asociación de Restaurantes y Hospedaje. De acuerdo con la guía, todas las empresas y empleados de la industria de restaurantes y negocios minoristas de servicios de alimentos deben hacer lo siguiente:Exigir a todos los clientes que usen máscaras al entrar, salir o desplazarse de algún modo en el restaurante o en el negocio minorista de servicios de alimentos. Las cubiertas faciales se pueden quitar mientras están sentados.Dejar al menos seis pies entre los grupos de personas en las mesas o colocar barreras físicas entre los clientes que deben sentarse espalda con espalda. Si las mesas u otros asientos no son móviles, se debe dejar una separación de al menos seis pies.Siempre que sea posible, alterne las estaciones de trabajo para evitar que los empleados se paren uno al lado del otro. Cuando no sea posible una separación de seis pies, considere poner en práctica las opciones de espacio que incluyan otros esfuerzos de mitigación con una mayor frecuencia de limpieza y desinfección de superficies.Establezca un límite para el número de empleados en espacios compartidos, incluso en áreas de descanso y oficinas, para mantener al menos una distancia de seis pies.No use mesas compartidas entre varias personas o varios grupos a menos que los asientos se puedan organizar de modo de mantener una distancia de seis pies entre ellos.Capacite a todos los empleados sobre la importancia y la necesidad de una mayor frecuencia del lavado de manos, el uso de desinfectante para manos con al menos 60% de alcohol y brinde instrucciones claras para evitar tocarse las manos con la cara.Asigne empleados para supervisar y limpiar con frecuencia las áreas de alto contacto mientras el negocio funcione.Coloque guías físicas, como cinta adhesiva en el piso o en las aceras y señalización en las paredes para garantizar que los clientes permanezcan al menos a seis pies de distancia en las filas, al esperar asientos o en la fila para ir al baño.Todas las empresas deben seguir las guías de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y del Departamento de Salud respecto del distanciamiento social y la limpieza.Ningún negocio tiene la obligación de realizar operaciones en persona y no debe hacerlo si no puede seguir las guías vigentes.A medida que la administración Wolf supervisa detenidamente los indicadores de salud pública, el cumplimiento estricto de la guía es crucial para evitar la propagación y la necesidad de restricciones más estrictas.La administración también apoya las protecciones más estrictas de los gobiernos locales para los trabajadores y clientes de los establecimientos de servicio de comidas, como las medidas tomadas esta semana por los condados de Allegheny y Philadelphia.La Oficina de Control de Bebidas Alcohólicas de la Policía del Estado de Pennsylvania (BLCE, por sus siglas en inglés) comprobará el cumplimiento en los locales autorizados para garantizar que se cumplan los requisitos de la guía. El incumplimiento de las medidas puede significar una citación de la BLCE, una multa de hasta $1,000 y la posible suspensión y/o revocación de la licencia de venta de bebidas alcohólicas.Obtenga más información sobre la respuesta a la COVID-19 de la Administración Wolf en http://www.governor.pa.gov/covid-19/.View this information in English.last_img read more